Pikkarradio

Mads Langer

El joven cantante y compositor danés Mads Langer lanza la canción Microscope como primer single de su nuevo álbum Behold, primero para Sony Music y que se publicará en mayo de 2011. Microscope ya se puede comprar para descarga digital en iTunes y en la web oficial de Langer (www.madslanger.com) se puede descargar la canción You’re Not Alone, también incluída en el disco, tras darse de alta en su alta de correo.

¿Cuándo comenzó la historia de Behold, el primer álbum internacional de Mads Langer? Oficialmente en 2009, cuando el cantante y compositor danés se trasladó a Londres. Después de haber grabado dos discos y a punto de romper con su anterior sello discocráfico, una emisora de radio danesa le preguntó si quería grabar una versión de su mejor tema de los 90. “Escuché no sé cuantas recopilaciones de dance de los 90 hasta encontrar una canción con una letra que significaba algo”, dice Mads Langer. Era You’re Not Alone, un tema de la banda británica Olive. Trabajé en los arreglos, volé al estudio en Dinamarca, la grabé rápidamente y regresé sin darle más vueltas”.

Compra sus discos en Amazon España

Un año después, la emocional versión de You’re Not Alone alcanzó los primeros puestos en las listas europeas y Mads Langer la cantó ante 130.000 personas. Recientemente, su canción The River Has Run Wild ha sido grabada por The Vampire Diaries, casi como un anuncio del álbum Behold con nuevas canciones de Langer que se publicará este año ante la expectación de sus seguidores.

Esta es la historia oficial, la que conocemos, pero el proceso de elaboración de Behold ha sido intenso, romántico, frágil y melancólico, y comienza mucho antes. Con unos padres profesores amantes de la música, Mads Langer comenzó a estudiar piano a los tres años. Hay una vieja foto del niño que no puede alcanzar las notas del piano y se pone de puntillas para intentar sacar algún sonido, casi jugando. Todo pudo empezar ahí y, con el tiempo, Mads se sumergió en un conocimiento profundo de la música clásica, el jazz y el punk, desarrollando una voz que algunos han comparado a las de Jeff Buckley, Thom Yorke o Chris Martin, algo que no le ha molestado en absoluto.

A los 15 años, decidió trasladarse a Nueva York para convertirse en una estrella de rock. Algunos años más tarde, un cazatalentos le invitó a unas cervezas tras una audición y sugirió que cogiese sus canciones y se fuese a Copenague. Apenas había cumplido 20 años cuando llegó a la capital danesa y pronto se le consideró como la nueva estrella del pop, con la seguridad de que estaban ante un artista superior. Su single de debut fue un éxito, pero el álbum apenas fue un parpadeo en la oscuridad.

A los 22 años y de regreso a Nueva York, había que volver a empezar. De nuevo las mejores promesas, los “chico, tienes talento”, vaticinios del mejor futuro… Y esta vez los sueños parecían que iban a convertirse en realidad. Pero Mads estaba cansado de palabras vacías y, decepcionado con todo, volvió a su ciudad, a Skive. “Mi primer álbum tenía once canciones que podían haber sido éxitos de radio”, dice. “Pero no era yo, eran lo que otros querían de mí. Tenía que concentrarme de nuevo sólo en la música y olvidarme de eso de ser estrella del rock. Me compré un coche viejo y me fui de gira”.

De aquella gira en pequeños locales salió un artista renovado, encontrándose a sí mismo y a miles de nuevos admiradores. La canción Fact-Fiction, del segundo álbum de Mads Langer, alcanzó gran difusión y popularidad y fue compuesta en menos de diez minutos inspirándose en la confusión que sentía en Estados Unidos. El vídeo en YouTube con una versión en directo alcanzó el millón de visitas y fue el catalizador del sonido de Behold.

“Behold es una reflexión sobre el flujo musical que corre por mis venas”, dice Mads Langer. “Es una especie de ping-pong entre las letras y las melodías para reflejar momentos de mi realidad. Me sentí muy inspirado por Keith Jarrett, cuando deja sus manos libres fuera de control para dejar abierta la improvisación. Lo mismo puede decirse de otros artistas como Ryan Adams o Jeff Buckley. Puedo estar relacionado con los tres porque su intuición les permite viajar musicalmente a lugares hermosos. Mi música fluye del mismo modo”.

Del aislamiento para escribir el primer single Microscope, Mads pasó a trasladarse a Londres para trabajar tres canciones con el productor Martin Terefe (Ron Sexsmith, Jason Mraz) y conseguir un álbum rico en melodías y en visiones poéticas de los pensamientos del artista. “”Tiene la melancolía especial del pop nórdico que pocas veces se traslada fuera de Escandinavia”, dice Terefe. “Como un introvertido en un mundo extrovertido. Creo que su música conecta con los verdaderos amantes de la música”. Después de haber escrito 250 canciones a sus 27 años, 2011 marca un nuevo comienzo para Mads Langer. Ahora, por primera vez, todo está bajo control. Por primera vez ha capturado las emociones más íntimas de sus actuaciones en directo para trasladarlas a un disco. Es Behold, lo nuevo de Mads Langer.

Fuente: Su sitio web